¿Qué es el Autis mo?

Los trastornos del espectro autista (TEA) son déficits del neurodesarrollo.

¿que es el autismo?

Los problemas que enfrentan con más frecuencia las personas con TEA son:

Problemas de comunicación e interacción social

Problemas al tener conductas e intereses repetitivos

Las personas con TEA también pueden tener maneras distintas de aprender, moverse o prestar atención.

Según la Organización mundial de la salud (OMS) calcula que, en todo el mundo, 1 de cada 100 niños tiene autismo.

Problemas de comunicación e interacción social

Las habilidades de comunicación e interacción social pueden ser un desafío para las personas con TEA.

Algunos ejemplos de características de la comunicación e interacción social relacionadas con los TEA son:

  • Evitar mirar a los ojos a otra persona o no mantener el contacto visual.
  • No responder cuando lo llaman por su nombre.
  • No mostrar expresiones faciales como de felicidad, tristeza, enojo y sorpresa.
  • No participar en juegos interactivos simples como dar palmaditas con las manos o el ¿ dónde está bebé?
  • Usar pocos o ningún gesto.
  • No compartir intereses con otras personas.
  • No apuntar a algo interesante para mostrarlo.
  • No notar cuando otras personas están lastimadas o molestas.
  • No notar a otros niños ni jugar con ellos.
  • No jugar a ser otra cosa, como un maestro o superhéroe.
  • No cantar, bailar ni actuar para usted.

Problemas al tener conductas e intereses repetitivos

Las personas con TEA tienen conductas o intereses que pueden parecer inusuales y repetitivos.

Los ejemplos pueden incluir:

  • Poner juguetes u otros objetos en fila y molestarse cuando se cambia el orden.
  • Repetir palabras o frases una y otra vez (esto se llama ecolalia).
  • Jugar de la misma manera todo el tiempo.
  • Enfocarse en partes específicas de los objetos (por ejemplo, solo en las ruedas).
  • Irritarse con cambios mínimos.
  • Tener intereses obsesivos.
  • Tener que seguir ciertas rutinas.
  • Aletear las manos, mecer el cuerpo o girar en círculos (entre otros).

Otras características

La mayoría de las personas con TEA tienen otras características relacionadas. Estas pueden incluir:

  • Retraso en las destrezas del lenguaje.
  • Retraso en las destrezas de movimiento.
  • Retraso en las destrezas cognitivas o de aprendizaje.
  • Conducta hiperactiva, impulsiva o distraída.
  • Epilepsia o trastornos convulsivos.
  • Hábitos de alimentación y del sueño inusuales.
  • Problemas gastrointestinales (por ejemplo, estreñimiento).
  • Estados de ánimo o reacciones emocionales inusuales.
  • Ansiedad, estrés o preocupación excesiva.
  • No tener miedo o temer más de lo normal.

Es importante señalar que es posible que los niños con TEA no tengan ninguna de las conductas mencionadas o solo desarrollen algunas.